«

»

Jun 17 2017

El SAS presenta su plan de vacaciones 2017 a la prensa, con muchos datos.

2016-06_PlanVacac

Dice que va a contratar a más de 17.500 profesionales para garantizar la atención sanitaria en verano, un 32% más que en 2016. ¿Será verdad? Nuestros sindicatos provinciales en Almeria y Córdoba no piensan lo mismo.

Fuente: El Mundo  y SM Andaluz

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha anunciado su mayor esfuerzo desde el inicio de la crisis para “garantizar” la atención sanitaria durante los meses de verano con la contratación de más de 17.500 profesionales para cubrir las bajas del personal de vacaciones en hospitales y centros de atención primaria, lo que supone un incremento del 32% respecto al año pasado.

En su comunicado el SAS ofrece una serie de megadatos y “cifras con muchos millones de actos sanitarios” que suena muy bien, pero que deberían de valorarse de forma particular.  Este esfuerzo supondrá una inversión de 107,9 millones de euros, 26,4 más que en 2016, a lo largo de este nuevo plan verano, que se desarrolla entre el 15 de junio y el 30 de septiembre. Aunque el SAS ha resaltado la intensa planificación para culminar su plan, ha esperado prácticamente a que sonara la campana para darlo a conocer, puesto que lo ha hecho esta misma semana. Esto ha motivado las quejas de sindicatos y profesionales, e incluso ha llevado a muchos a marcharse a otras comunidades, no ya solo porque en ellas les ofrezcan mejores sueldos y contratos, sino también porque no han podido esperar al plan andaluz.

El gerente del SAS, Mariano Marín, ha asegurado, en cualquier caso, que las contrataciones previstas permitirán garantizar la respuesta a la demanda de atención sanitaria en esta época, con especial atención en las zonas costeras que concentran mayor volumen de población durante el verano, donde se abrirán centros de salud por la tarde y se reforzarán sus plantillas. También ha destacado que este año se duplica la oferta para profesionales médicos en las áreas de Urgencias y que se incrementarán en un 45% las jornadas contratadas de médicos de familia en atención primaria respecto a las ofertadas en 2016. Además, un tercio del total de las contrataciones son para profesionales de enfermería.

Según el SAS, el incremento en el volumen de contratación se produce en todas las provincias andaluzas, y ha informado de que, para intentar atraer al mayor número de profesionales y evitar la fuga a otras regiones vecinas con mejores condiciones laborales -como, de hecho, ya se ha producido-, este año se ha puesto en marcha una estrategia de mejora del empleo temporal, ofreciendo contratos de mayor duración, fundamentalmente en las categorías con mayor escasez de profesionales. En el caso de médicos de familia, por ejemplo, las ofertas se han lanzado antes que otros años a través de la bolsa única del SAS y, una vez agotadas las listas de profesionales disponibles en la misma, se han publicado convocatorias específicas en Málaga y Cádiz, provincias con mayor demanda.

En la información divulgada por el SAS sobre su plan verano no se ofrecen datos sobre las camas que este año estarán “en reserva”, es decir, cerradas, aunque desde sindicatos, partidos políticos y organizaciones sanitarias ya se ha dado a conocer que los cierres serán similares a años anteriores – en 2016 se cerraron 2.500 camas y el 55% de los quirófanos, mientras que el 80% de los centros de salud cerraron por la tarde.

Tampoco se ha ofrecido información sobre la ratio de sustituciones de profesionales, después de que el anterior consejero, Aquilino Alonso, se comprometiera en primera instancia a cubrir al 100% del personal de vacaciones en el litoral. Una ratio que no se alcanzará ni por asomo, ni en la costa ni mucho menos en el interior, según han informado a este medio, entre otros, responsables del Sindicato Médico Andaluz.

Aunque Rafael Carrasco, presidente del Sindicato Médico Andaluz, celebra como “una buena noticia” el aumento de las contrataciones anunciada por el SAS respecto a su plan verano, también expresa su “sorpresa” porque su organización se haya enterado de los mismos “por la prensa”, puesto que no le han sido comunicados previamente. Aun así, se muestra prudente, puesto que la experiencia le dice que “entre los datos que ofrece la Administración y los reales a veces hay una alarmante diferencia”. 

Un ejemplo de ello puede encontrarse en el Hospital Torrecárdenas de Almería, una capital de provincia costera en la que, a pesar de la información del SAS sobre el aumento de la contratación en estas zonas, este año el plan de verano contempla la reducción de un facultativo respecto a los contratados el año anterior. Además, en Torrecárdenas las contrataciones cubrirán solo bajas en Urgencias, de forma que ni un solo facultativo de otras áreas o servicios del centro que se vaya de vacaciones -se calcula que serán en total unos 500 profesionales- será sustituido, lo que se traducirá, como denuncia el Sindicato Médico, en cierres de consultas -con el aumento de las listas de espera- y la habitual sobrecarga de trabajo de cada verano y en más guardias para los profesionales.

  • El sindicato acusa al SAS de “manipular las cifras” del Plan de Vacaciones para “confundir a los usuarios”

  • En el Distrito Córdoba se suplirá al 2,5% de los facultativos de Atención Primaria

Centros de salud cerrados por las tardes, cambios de médico de Atención Primaria para los usuarios, camas cerradas, reducción de las intervenciones quirúrgicas y profesionales que no dan abasto.

Es la fotografía que cada año deja el Plan de Verano del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la provincia de Córdoba y que, según los datos que ofreció ayer el Sindicato Médico (Simec), se volverá a repetir este 2017. La organización sindical denunció “la falta de transparencia en la información presentada por el SAS” y, en ese sentido, se refirió a que aún “no se sabe” las sustituciones que se realizarán en el Hospital Reina Sofía. El único dato que tiene el Simec es el facilitado por los propios facultativos: se va a suplir con seis profesionales a la plantilla de Urgencias del Reina Sofía, lo que representa el 8,8%. “Del resto (del hospital) no se sabe, se realizará como otros años, cortando las agendas y suspendiendo lo que se pueda demorar o diferir según su criterio”, apunta el sindicato galeno.

Respecto a ese oscurantismo de la Consejería de Salud, el Simec indicó que en los hospitales “no se ofrecen los datos detallados” del Plan de Verano y “la información se está recabando con cuentagotas” pero por lo que ya se ha comunicado a los profesionales para adaptarles los turnos, “lo más destacable será la falta de personal también por un bajo porcentaje de contratos y sustituciones”.

La Atención Primaria es el otro foco de preocupación del Simec, ya que en el Área Sanitaria Norte el SAS sólo suplirá al 6% de facultativos, en el Distrito Córdoba-Guadalquivir al 2,5% y en el Área Sanitaria Sur al 6%. Se trata de un “ligero incremento con respecto al año anterior” debido, según aclaró el sindicato, al proceso de interinización, que ha incrementado la plantilla que se necesita cubrir. “Pero ello no ha llevado a la cobertura necesaria para una atención de calidad y nuevamente este año soportaremos despacito los recortes de la Junta de Andalucía al sistema sanitario”, apuntó.

El Simec aseveró que la información presentada por el SAS respecto al Plan de Vacaciones “no es más que una manipulación de las cifras que pretende confundir a los usuarios” y criticó que “la mala previsión de los gestores” provoca que algunos contratos no se puedan realizar por la falta de facultativos, que ya han aceptado contratos en otras comunidades autónomas con mejores condiciones que Andalucía. Esto conllevará que la plantilla tenga que asumir el “cupo de los compañeros no sustituidos”, además de las jubilaciones e incapacidades temporales, “que tampoco se cubren”.

El sindicato galeno manifestó que si no hay bastantes médicos, los centros de salud deberán organizar la atención “suspendiendo actividad, como se hace en los hospitales cuando no hay personal suficiente”, pero en ningún caso “se debe obligar a los facultativos a realizar jornadas maratonianas que perjudican su salud y la de sus pacientes”.

Los médicos de familia en Atención Primaria deben atender, según el Simec, hasta a tres cupos (pacientes asignados a cada facultativo) y “en muchos casos se deja la atención en manos de residentes”. A esto hay que añadir que el 100% de los centros de salud de la provincia cerrará por las tardes y en la capital sólo permanecerán abiertos los de Fuensanta y Santa Rosa, por lo que “miles de pacientes deberán desplazarse a varios kilómetros para ser atendidos” en otras poblaciones.

En esa línea, si uno o varios de los profesionales están de vacaciones reglamentarias y no se contratan suficientes sustitutos, los que se queden trabajando tendrán que “pasar ambos cupos justo en el momento en el que los pueblos aumentan considerablemente su población por la afluencia de visitantes veraniegos”, afectando esto en muchas ocasiones a su salud laboral.

Estas situaciones provocan “estrés, sobresfuerzo, falta de descanso, desplazamientos peligrosos y otras penosas y dañinas condiciones de trabajo que afectan y comprometen gravemente la correcta atención de los pacientes”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR