«

»

Nov 09 2017

El Sindicato Médico pide más puntos de Urgencias en Almería.

2017-11-09_LaVoz-Csalu

Consideran “insuficiente” que solo haya dos para una población de 200.000 personas. Esta sería una de las medidas que reclaman los facultativos en Almería para dar mejor servicio a los ciudadanos y reducir también el número de agresiones.

Fuente: La Voz de Almería y SM Andaluz

Una de las medidas que reclaman los facultativos en Almería para evitar o, al menos, reducir el número de agresiones, es la apertura de nuevos puntos de Atención Urgente en la capital. Por ejemplo, para el Sindicato Médico es “problemático” que para atender a una población cercana a las 200.000 personas, solo haya puntos de Atención Urgente en el Centro Periférico de Especialidades Bola Azul y en el CARE Nicolás Salmerón, donde el servicio es, además, “muy limitado”.

En este último centro, no se realizan ni analíticas de sangre ni se hacen placas de rayos X o pruebas más complejas a pesar de disponer de maquinaria necesaria para ello. “Al final, esto es la pescadilla que se muerde la cola: si al médico de cabecera le piden que atienda enfermos cada cinco minutos y le quitar métodos de diagnóstico y se penaliza, por otra parte, que  el facultativo pida pruebas complejas, el usuario termina recurriendo a Urgencias. La gente no conoce su funcionamiento y, además, no lo entiende. Nosotros actuamos según la gravedad, da igual si el paciente ha llegado antes o después”, explica el presidente del Sindicato Médico de Almería, Francisco Durbán. 

Los profesionales reclaman “tranquilidad” de los pacientes y de sus familiares en las situaciones urgentes, pero también más medidas coercitivas si llega el caso. “Si por agredir a un médico se acabara en la cárcel, se terminaba la tontería. Pero si se resuelve con una multa de 6 ó 7 euros al día, parece que no ocurre nada”.

Profesionales médicos y del sector sanitario, representantes sindicales y miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad asisten esta mañana en la Subdelegación de Gobierno a una cumbre que abordará las medidas a adoptar para evitar que sigan produciéndose agresiones al personal médico y sanitario en los hospitales y centros de salud de la provincia. El último caso, denunciado por LA VOZ DE ALMERÍA, afecta a los médicos, enfermeras, celadores y guardias jurados del CARE Nicolás Salmerón, “indefensos” ante las agresiones y amenazas “continuadas” y “frecuentes” que sufren en el centro. “Cuando pase algo serio de verdad y haya un médico o un auxiliar herido, veremos a ver de quién es la responsabilidad. Tenemos problemas todos los días, pero no podemos estar llamando a la Policía a diario porque no saldríamos de los juzgados”, relatan.

La reunión de hoy abordará las medidas policiales ante las agresiones a personal sanitario que la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior aprobó el pasado mes de julio. Tanto el Sindicato Médico como el Sindicato de Enfermería (Satse) reclaman que haya más presencia policial en las Urgencias y en los centros de Atención Primaria donde todavía no hay seguridad. “El botón del pánico no es la solución porque si hay una agresión necesitamos que se actúe en dos segundos, no en cinco minutos cuando llegue la Policía Local. No podemos esperar a que suene el botón para que vengan a socorrernos, porque en dos o tres minutos, al médico o a la enfermera le pueden haber dado una paliza”, apunta Francisco Durbán, presidente del Sindicato Médico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR