«

Ene 09 2018

Nuevo colapso en Urgencias con 29 pacientes en los pasillos a la espera de una cama. Los sindicatos profesionales achacan el problema a la “histórica” falta de camas hospitalarias

2018-01-09_LaVOZ-masificURG

Fuente: La Voz de Almería

El problema que se lleva viviendo en las Urgencias del Complejo Hospitalario Torrecárdenas desde las pasadas Navidades, se repitió ayer con virulencia en cuanto llegó la tarde: según una información a la que tuvo acceso este periódico, en torno a las cinco de la tarde, había 29 pacientes aguardando turno en los pasillos de Urgencias a la espera de ser asignados para una cama en planta y solo tres de ellos habían sido trasladados a una habitación.

El resto se hallaba en el área de Observación, donde, a media tarde, todas las camas se encontraban ocupadas (hay 23en total), sumando, además, 19 camillas en los pasillos y todos los sillones también ocupados. En Observación B, más pequeña, las ocho camas disponibles también se encontraban ocupadas por pacientes.

Personal médico y de enfermería tiene, en estas circunstancias, muchos problemas para poder hacer su trabajo en las condiciones que desearían, porque, como apunta José González, presidente de Satse en la provincia, “tienen que andar saltando entre las camillas” para poder atender a los pacientes por la evidente falta de espacio y sobresaturación del área de Urgencias.

Déficit de camas 

El colapso se debe a dos factores, apuntan los sindicatos profesionales. El principal de ellos, la “histórica” falta de camas hospitalarias en Almería. “En situaciones así, el retraso que sufre la puesta en marcha del Hospital Materno-Infantil se hace más que evidente. El déficit de camas está en torno a 200. Y eso provoca que, cuando se dan picos de alta frecuentación como ahora, se genere un colapso que, de otra manera, podría evitarse”, apuntan tanto desde Satse como desde el Sindicato Médico.

Vagón de cola

La preocupación era ayer importante porque solo se habían “liberado” tres camas en el hospital y no había posibilidad de trasladar a planta a buena parte de los enfermos que se hallaban en los pasillos.  “El problema es que  pueden estar en esta situación, con una total falta de intimidad, hasta 72 horas en una camilla en los pasillos de Urgencias”, denuncia el responsable del Sindicato de Enfermería, que habla también de la “presión” a la que se ven sometidos los profesionales, que se encuentran con muchas dificultades para trabajar. “Almería está a la cola de la sanidad andaluza, las cosas hay que decirlas como son. Estamos en el vagón de cola, con un hospital que se inauguró en el año 84 y con años esperando a que se abra el Materno Infantil para tener todas las camas que se necesitan”, criticó ayer González.

Tras la situación que se está produciendo en Urgencias están también los casos de gripe (aún es pronto para hablar de epidemia) que se registran desde mediados de diciembre. La semana pasada, según denunció el presidente del Sindicato Médico, Francisco Durbán, llegó a haber hasta una quincena de pacientes a la espera de que se les asignara una cama. Con todo, la situación ayer era ya mucho peor.

Tampoco se espera que los próximos días sean mejores y solo el viernes podría haber un mayor desahogo: en la antesala del fin de semana se dan más altas, se despejan camas y, además, no se reservan habitaciones para el programa quirúrgico. De lunes a jueves, para los pacientes que tienen que ser operados, se reservan entre 70 y 80 camas, lo que contribuye al colapso de las Urgencias en épocas como ésta, de alta frecuentación.

En Almería como en muchas otras provincias, todos los meses de invierno y hasta Semana Santa suelen ser de alta frecuentación hospitalaria, dicen desde el Sindicato Médico. El problema es que las medidas para aliviar los tiempos de espera se toman cuando la presencia de enfermos en Urgencias se incrementa un 11% respecto a las cifras habituales y solo se prevé la contratación de más profesionales si el aumento llega al 25 por ciento. “Esa cifra supondría cien enfermos más en Urgencias por día, lo que podría saturar el sistema. El problema de falta de camas en Torrecárdenas es crónico”, critica Francisco Durbán.

Durante las Navidades, los médicos de Urgencias ha llegado a atender  más de 85 consultas banales al día. La mayor parte de los casos de gripe se califican como “sin importancia” a pesar de las numerosas molestias que causa la enfermedad, que solo es grave en pacientes pluripatológicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR