Andalucía avanza en la integración del personal de las agencias públicas empresariales sanitarias en el Servicio Andaluz de Salud. El borrador de la orden de integración se presentó en la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad.

Unos 9.547 trabajadores de las cinco agencias públicas empresariales sanitarias pasará a  formar parte de la plantilla del SAS como personal laboral fijo en régimen estatutario, para los cuales la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad plantea una serie de condiciones entre las que destaca la posibilidad de dotarles de un un complemento personal y transitorio por la diferencia salarial al integrarse en el Servicio de Salud. Atendiendo las directrices del Decreto 193/2021, de 6 de julio, por el que la Junta de Andalucía integrará todos los recursos sanitarios asistenciales de entidades públicas en el SAS, la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad se reunió así el pasado martes 23 de noviembre para tratar el procedimiento de integración directa del personal laboral fijo en el régimen estatutario del Servicio Andaluz de Salud. En concreto, pasarán a formar parte del SAS la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes), la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Poniente de Almería, la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir y la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir. Con la unión de las diferentes agencias públicas empresariales sanitarias en un mismo organismo, el gobierno andaluz prevé reducir costes. Así, en 2020, las cinco agencias contaron con un presupuesto de más de 700 millones de euros, el cual se reduciría al evitar duplicidades. En cuanto al personal, la Junta de Andalucía se comprometió a mantener a los trabajadores integrándolos en el SAS, procedimiento que deberá ser resuelto antes de la disolución definitiva de las agencias el próximo 1 de enero de 2022. El borrador del proyecto de orden de integración que se presentará mañana incluye los baremos a tener en cuenta para la integración de los trabajadores, así como la adaptación de sus condiciones salariales. De este modo,  cabe destacar que, una vez integrados en el SAS, los trabajadores procedentes de las agencias públicas empresariales sanitarias se les aplicará el mismo régimen jurídico y económico que al resto del personal estatutario. Un régimen en el que sí se les reconocerá la antigüedad que hayan sumado, regularizando los complementos si estos fueran inferiores a los grupos de clasificación en el que se integren. Asimismo, quienes experimenten una disminución del total de las retribuciones tendrán derecho a un complemento personal y transitorio por la diferencia, que será absorbido por cualquier futura mejora retributiva según los criterios que establezcan las sucesivas Leyes del Presupuesto. Este complemento no atendería a la antigüedad o trienios, así como a conceptos vinculados a la productividad, carrera profesional o jornadas complementarias.