El reciente Acuerdo de la Mesa Sectorial de 18 de abril de 2022 modificó la carrera profesional reduciendo las exigencias necesarias para acceder a los distintos niveles, lo que ha favorecido a muchos profesionales.

​El reciente Acuerdo de la Mesa Sectorial de 18 de abril de 2022 modificó la carrera profesional reduciendo las exigencias necesarias para acceder a los distintos niveles, lo que ha favorecido a muchos profesionales. Sin embargo, también ha supuesto un agravio para aquellos que accedieron a la carrera por la vía ordinaria y han visto cómo los han superado compañeros con una antigüedad y/o nivel de acreditación similares.

Por ejemplo, un facultativo con 15 años de antigüedad y nivel de acreditación avanzado pudo acceder en febrero de 2022 al nivel II de carrera y solo podrá solicitar el nivel III cuando lleve cinco años en el nivel previo. 

La discriminación que denunciamos desde el SMA es que si un profesional tuvo que hacer el esfuerzo de acreditarse por ejemplo en el nivel avanzado para obtener el nivel II, hoy esa acreditación le serviría para obtener el nivel III en un proceso ordinario. 

Esta situación que el propio SAS reconoció que era inequitativa,se pretendía solventar con una resolución que permitiese que aquellos que obtuvieron el nivel II y mantuvieran la acreditación avanzada vigente (y 15 años de antigüedad) pudiesen pasar ahora el nivel III sin necesidad de esperar 5 años en el nivel II (igual razonamiento valdría para subir del nivel III al IV o del IV al V con su correspondiente antigüedad y nivel de acreditación de competencias). Pero eso estaba pendientede ser resuelto mediante una resolución (que se acordó en mesa técnica el día 8 de agosto de este año) y que aún hoy no ha entrado en vigor porque el SAS no lo ha llevado a la mesa sectorial para su aprobación.

Este agravio comparativo ha sido denunciado por nuestro sindicato al SAS, que se ha comprometido a “recalificar”a los profesionales perjudicados por el cambio, pero lo cierto es que no hay nada firmado. 

Ante esta situación, surge la duda de si los facultativos que estuvieran esperando la recalificación deben solicitar a través de la vía ordinaria, abierta hasta el próximo día 31 el nivel de carrera que les correspondería si se les aplicaran los nuevos requisitos aprobados el pasado mes de abril. 

Ante todo, conviene recordar que cualquier profesional que solicite subir de nivel sin cumplir los requisitos que marca la actual normativa saldrá excluido o inadmitido por no reunir los requisitos. Volviendo al ejemplo anterior, si accedí en febrero de 2022 al nivel II por el proceso ordinario y ahora solicito el nivel III, será excluido por no llevar cinco años en el nivel II, aunque tenga una antigüedad de 15 años. La única forma de acabar con este agravio comparativo es el proceso de recalificación prometido por el SAS. 

A pesar de todo, la solicitud para subir nivel de carrera por el proceso ordinario por parte de quienes se encuentren en esta situación no debería tener consecuencias negativas para elsolicitante, ya que solo será sancionado si no cumple los requisitos de EDP/CRP, e incluso en ese caso podrá desistirse del procedimiento al ser excluido en el listado provisional. 

Por otra parte, la solicitud realizada por todos los profesionales que esperan a ser recalificados pondrá al SAS en la tesitura de decidir cuanto antes qué va a hacer con ellos. Además, si finalmente el SAS no pone en marcha la recalificación, el facultativo podrá reclamar por vía judicial, para lo que será necesario haber solicitado previamente la subida de nivel. Solicitándola ahora, el futuro reclamante gana tiempo.

En definitiva, recomendamos a los afiliados que están esperando a la recalificación que soliciten subir de nivel de carrera por la vía ordinaria que está abierta hasta el lunes día 31 de octubre. 

Para aclarar cualquier duda deberán dirigirse a su delegado sindical, que además les indicará la forma de iniciar una reclamación judicial si el SAS finalmente no procediera a la recalificación.

Sindicato Médico Andaluz