Esta subida de solo 2 € la hora, es un primer paso hacia la equiparación salarial, que pasa por seguir aumentando el valor de la hora de guardia, pasar el CRP a masa salarial fija, implantar la CA en AP y acabar con la discriminación de la exclusividad.

La subida de las guardias anunciada por el Gobierno andaluz es una buena noticia, pero es solo el primer paso para la equiparación salarial definitiva, que aún está lejos. Para empezar, el aumento va a ser exiguo: el precio de la hora de guardia pasará de 18,43€ a 20,43€ en días laborables y de 20,60€ a 22,60€ en festivos. Dos euros por hora. 28 € en total en una guardia de laborable y 48€ en una de festivo. Eso antes de impuestos.

La buena noticia es que esta Administración, a diferencia de la anterior, ha reconocido que las diferencias retributivas de los facultativos andaluces con los del resto de España representa un agravio intolerable. La mala es que, a este paso, las diferencias acabarán aumentando.

Las diferencias entre nuestros sueldos y los del resto de las comunidades se producen básicamente en cuatro conceptos: En primer lugar, en las guardias. Aquí es donde las diferencias son más acusadas. El valor de nuestra hora de guardia es el más bajo de España, de ahí la importancia de empezar por ellas. Pero para alcanzar una verdadera equiparación el aumento debe ser mucho mayor, dependiendo la cuantía concreta de los incrementos que se siguen produciendo en otras comunidades.   

También existen notables diferencias en las retribuciones fijas. Estas dependen en buena medida del concepto de productividad fija que otras comunidades abonan a sus facultativos. De ahí que el Sindicato Médico Andaluz haya pedido que el complemento de productividad variable, o CRP, sea incorporado al 100% en la masa salarial fija.

Una tercera fuente de desigualdad procede de la ausencia de continuidades asistenciales en Primaria. A pesar de que la Administración se comprometió en 2006 a implantar este concepto tanto en Hospitales como en Primaria, finalmente solo se aplicó en los primeros. El hecho de que la continuidad forme parte de la retribución de la guardia de los FEA, explica que las retribuciones de las guardias de Atención Primaria sean especialmente bajas en comparación con las del resto de España.

Por último, pero no menos importante que lo anterior, está la discriminación que representa vincular una parte sustancial del complemento específico a la dedicación exclusiva, una medida que no se aplica en la mayoría de las comunidades autónomas. Por el mero hecho de trabajar en la medicina privada fuera de su jornada en la pública, un médico andaluz deja de percibir miles de euros al año. Ello a pesar de realizar la misma labor, con la misma entrega y calidad, que su compañero con exclusiva. Son incontables los médicos que han dejado la sanidad pública por esta razón, una pérdida dramática, en especial en determinadas especialidades.

En definitiva, sin menospreciar el valor de este primer paso, debemos insistir en que es solo un pequeño avance en el largo camino que aún nos queda por recorrer para alcanzar la definitiva equiparación salarial.

Comité Ejecutivo SMA 

 

 

Comité Ejecutivo SMA